La MUD frente a los escenarios del 10 de Enero

Archivos: 4 de enero de 2013. 
Acompañado por representantes de todas las organizaciones que conforman la Mesa de la Unidad Democrática, Ramón Guillermo Aveledo solicitó al vicepresidente que cumpla su palabra, y hable a los venezolanos con la verdad. Sentenció que en Venezuela no hay mandatos presidenciales indefinidos,  por lo que el día 10 de enero,  en caso de que el Presidente electo no pueda, el Presidente de la Asamblea Nacional debe tomar posesión de la presidencia, tal como lo establece la Carta Magna.
 Para el secretario ejecutivo, entre la verdad y los caminos descritos en la Constitución no hay situación que no pueda ser solucionada. Consideró que el país se encuentra en un proceso histórico sin precedente en el que la Asamblea Nacional y los demás poderes públicos representaran un papel de suma importancia.

“En caso de que el Presidente Electo no pueda acudir para la juramentación por razones relacionadas con su enfermedad, se debe asumir lo establecido en la Constitución con respecto a las faltas temporales. Hacer creer al país que el Presidente está gobernando es una falta de seriedad que alcanza niveles de irresponsabilidad. Se abusa de su persona, de su nombre, así como de todos los venezolanos. Dado que a partir del 10 de enero se está en el inicio de un nuevo período constitucional, debe encargarse temporalmente de la Presidencia de la República el Presidente de la Asamblea Nacional, a quien corresponde constitucionalmente”, puntualizó.
En este sentido, puso de relieve la importancia de la elección que habrá de hacer la Asamblea al instalarse el próximo día 5 de enero. No sólo por el papel crucial que de manera transitoria tocará al Presidente del parlamento, sino por el que en consecuencia derivará para sus compañeros de directiva, quienes quedaran encargados de las funciones dentro del hemiciclo. Destacó que esa escogencia debería estar signada por la capacidad de diálogo, de respeto a todos los venezolanos, de espíritu afirmativo y constructivo.
“La pugnacidad, la confrontación, todo cuanto fomente el odio y la división entre venezolanos son exactamente lo que sobra en la Venezuela de hoy. Las diferencias nunca pueden ser excusa para encerrarse. El diálogo debe ser entre los sectores políticos, pero no solo entre ellos. Lo lógico es que el gobierno y el liderazgo escuchen y expongan sus razones al país entero: a los empresarios y los trabajadores, a las iglesias, a las universidades. A todos”.
Agregó que pese a la situación de salud que enfrenta el Primer mandatario –a la que reiteró  consideración para él,  sus familiares y partidarios– de acuerdo al artículo 237 de La Constitución el Presidente debe informar “de los aspectos políticos, económicos, sociales y administrativos de su gestión durante el año inmediatamente anterior, en caso de que no pueda hacerlo personalmente, deberá comparecer el Vicepresidente Ejecutivo a informar a la Asamblea y el país.
“La situación nacional ofrece múltiples motivos para la preocupación: el auge de la violencia, el aumento del costo de la vida que afecta especialmente a los sectores más pobres, la escasez de productos y la parálisis en la creación de empleo. El gobierno debe explicar cómo ve todo ese cuadro, qué hace, qué piensa hacer, y convocar a todos los venezolanos a ver qué podemos hacer entre todos para afrontar esas duras realidades”, sentenció, al tiempo que manifestó, que la bancada democrática precisará su visión sobre lo que el país tiene derecho a esperar de su representación.
Por otra parte, Aveledo informó que continuaran insistiendo en lograr un acuerdo humanitario para las personas que se encuentran presos o exilados por motivos políticos, pues manifestó que para la Unidad este es un caso de justicia y de humanidad.
Haciendo referencia a la polémica generada por la culminación del período de siete magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, el secretario ejecutivo de la MUD  reiteró que también es este caso, la Constitución señala el camino,  y que debió haberse activado ante este finiquito lo establecido en el artículo 264. “Es vergonzoso que el TSJ, al que le va a corresponder un papel crucial se maneje con esos criterios parciales y acomodaticios que no están ni en la letra,  ni en el espíritu de la Carta Magna”.

Finalizó asegurando que como alternativa seria no les corresponde manejarse con base a conjeturas, sino exigir transparencia para hacer, como ciudadanos,  las exigencias que corresponda.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s

%d bloggers like this: